Música, videojuegos

28 oct 2011

Y la filarmónica de Londres interpretó 'Zelda'

  Concert Zelda


Con motivo de la celebración del 25 aniversario del vídeojuego The Legend of Zelda, Nintendo, compañía responsable de la franquicia, organizó una celebración por todo lo alto. Además de lanzar un nuevo título a final de año (Skyward Sword, el número 17 de la saga protagonizada por el aventurero Link), han decidido homenajear al videojuego con tres conciertos únicos, en Tokio, Los Ángeles y Londres, en los que poder escuchar la épica música que ha visto evolucionar al juego de los píxeles a los fotogramas. Esta es la crónica del evento londinense: Zelda, interpretada por la Filarmónica de Londres. “Un evento histórico”, exclamaba uno de los fans antes de sentarse en su butaca.

“Friki”. Esa fue una de las cosas que le dijeron a Jose Manuel Moreno cuando sacó un vuelo para asistir a la velada musical. Ni él ni su hermano Roberto, de 17 años, habían visto nunca a la filarmónica de Londres. Tampoco estaban muy seguros de que fueran ellos los que tocaran, el ficticio reino de Hyrule y los acordes que les engancharon de pequeños al videojuego pesaban más. “Hemos llegado esta mañana y después del concierto volvemos a casa. La gente no se creía que íbamos a venir aquí para escuchar una banda sonora pero el videojuego nos marcó”, añade. Como a ellos, unas tres mil personas se dejaron llevar por el poder de la nostalgia que arrastró no solo a los nuevo jugones de la saga sino a los que la empezaron a disfrutar hace más de dos décadas.

Una fan a las puertas del teatro. /P.L.Eímear Noone fue la encargada, por JMP Productions, de dirigir a los 69 músicos y las 24 voces de la orquesta londinense que arrancaron la representación con dos temas clásicos del juego: la canción de Hyrule y la de la primera princesa Zelda. A los orígenes de la saga se refirió Eiji Aonuma. Cuando el desarrollador del juego, que se incorporó a la leyenda en 1998 con Ocarina of time, apareció en el escenario, los aplausos no cesaban. Aonuma y Kondo antes del concierto Zelda en Londres. /P.L.
“Solo tres ciudades del mundo han podido presenciar este concierto, quería estar aquí para agradeceros que hayáis hecho posible este momento”, dijo tras sorprender a los fans. Nadie le esperaba. A Zelda Williams, tampoco.

La hija del actor Robin Williams, reconocida entre los zelderos por haber recibido su nombre por la adicción de su padre a las aventuras en ocho bits y asidua a los mandos, accedió encantada a presentar el acto. “Escuchar esta música significa trasladarme a muchos momentos en los que me apetecía desconectar, disfrutar y pasarlo bien”, dijo emocionada a un público que adoró su belleza y su pasión por el juego, que quiso demostrar luciendo un trifroce (reliquia mística de gran relevancia en el juego) en su mano derecha.

El repertorio, compuesto por medleys, o popurrís,  que mezclaban armónicamente sonidos de bits con complejas composiciones, estuvo acompañado de imágenes del juego; desde originarias de la primera consola de Nintendo hasta algún adelanto del próximo lanzamiento. Las flautas emulaban el sonido de la ocarina, asociado a la saga, y las arpas, el aleteo de las hadas que ayudaban a Link en su lucha.    

Público disfrazado durante el descando del concierto Zelda. / P.LEntre el público, dominado por el sector masculino y con una media de edad que rozaba la treintena, abundaban los disfraces y alguno llevó el mítico cartucho dorado con el que comenzó todo por si conseguían una firma de sus creadores. CaratulaTras las primeras siete canciones, en el descanso, muchos se pusieron a los mandos de alguno de los títulos de la saga en las consolas instaladas en el hall. Después de un impactante segundo acto, que empezó con la oscura sintonía del malvado Ganondorf y acabó con una suite del tema original, se sentó al piano Koji Kondo. El compositor japonés lleva desarrollando melodías para la franquicia desde sus orígenes y oírle en directo hizo que la audiencia se agitara en sus asientos. “Para crear esta música tuve que estar horas frente a la pantalla e integrar los sonidos del juego en la melodía. Estoy feliz de ver la influencia del juego y de su música. No esperaba esta reacción”, comentó.

Tantas emoción friki contenida estalló tras esa última interpretación. Cuando Kondo dejó el piano, rápidamente toda la sala se levantó de su asiento y no dejó de aplaudir hasta que la directora despidió a los músicos. Fue una de las interpretaciones más posmoderna de la Royal Filarmónica Concert Orquesta de Londres que nunca había ofrecido un concierto exclusivamente con la música de un videojuego. Ante el éxito de convocatoria a lo mejor no es la única. Los seguidores quieren más. En las puertas del teatro Apollo, no cesaban las odas al espectáculo y no se reprimían los elogios a una experiencia, para ellos, única. Algunos, parafraseando a la princesa que da título a la serie, lo resumían con un "Thank you for saving me!"

Hay 3 Comentarios

Sin la palabra friki el articulo no tendría sentido

¡Ay, cuánto se echa en falta algunos segundos de vídeo! :/

Desde luego todo un acontecimiento para los amantes del videojuego. ¿Pero cómo se lo habrán tomado los asiduos a la Filarmónica de Londres? http://unmundocultura.blogspot.com/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Buscar

enero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Las listas de 2011

Un panel de más de 20 expertos selecciona la música más destacada del año.

Cómo se hizo »

Canciones Internacionales 2011

Canciones Nacionales 2011

Discos Internacionales 2011

Discos Nacionales 2011

Número 1

Descarga

Momento nostalgia. Aquí está nuestro primer número en papel: publicado en octubre de 1993 Descargar PDF (28Mb)

Ver todos los números »

Concursos

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal