cine, navidades, reyes

06 ene 2012

Los reyes deben estar locos

Life-of-brian
Te has levantado y acabas de abrir el regalo que estaba al lado de tu zapato. Y te has encontrado una pantufla, una corbata, un liguero del siglo XIX, la colonia Chispas o una película VHS de José Luis Garci (aunque en plan vicio sadomaso, este regalo tiene su gracia). Vaya por dios. Antes de clamar al cielo o lanzarte al monte a buscar a tres tipejos con pinta de ser del medio Oriente, recuerda que los reyes tienen tendencia a volverse locos. Al menos en el cine hay un buen puñado de majestades excéntricas. Nosotros en Tentaciones hemos escogido solo algunos, estamos abiertos a cualquier sugerencia. Allá van.

El rey loco oficial. Inglaterra. El rey Jorge III empieza a tomar extrañas decisiones que alarman a la corte, probablemente afectado de porfiria (una enfermedad de la sangre). Los británicos son unos maestros en la reconstrucción histórica y en La locura del rey Jorge (1994) dieron lo mejor de sí. Sí, ya está ahí Helen Mirren (de este género no se pierde casi ni una, y si no está ella, sale Judi Dench) en el reparto, aunque el festival interpretativo lo realiza Nigel Hawthorne -que relanzó su carrera tras el lustro de bajón que siguió al final de la serie Sí, primer ministro (era el gran burócrata Humphrey Appleby)- en el debut en el cine de Nicholas Hytner. Irreprochable.

  

Spanish official crazy king... and olé. El tópico de los tópicos. El metatópico de la comedia española. Cristobal Colón, de oficio... descubridor (1982) tiene a Andrés Pajares como el navegante que atravesó el Atlántico, y a la pareja Fiorella Fantoyano y Luis Varela como los Reyes Católicos. Hala, igualad esa pesadilla... Ni lo penseis, que ya lo hicieron. Al año siguiente, y repitiendo en el guión Juan José Alonso Millán, llegó El Cid cabreador. De prota, Ángel Cristo. Y como Fernando de Castilla Luis Escobar, y de Ben Yusuf IV, el cachondo, Pepe Da Rosa. Pedacho de mandatarios.

 

El rey equivocado de continente. Los dictadores africanos siempre han puntuado muy alto en locura y bestialismo. En El último rey de Escocia, Kevin Macdonald le regala a Forest Whitaker el personaje de Idi Amin, el brutal mandatario de Uganda que efectivamente llegó a usar títulos alocados como el que da título a la película: su Excelencia el Presidente Vitalicio, Mariscal de Campo Al Hadji Doctor Idi Amin, VC, DSO, MC, Señor de todas las bestias de la Tierra y de los peces del mar, Conquistador del Imperio Británico en África en General y Uganda en particular y Rey de Escocia.

  

El rey de Hollywood. Esta entrada se subdivide en dios partes. Primero, Titanic, con Leonardo DiCaprio en la proa del trasatlántico gritando aquello de "Soy el rey del mundo"... y meses después, cuando James Cameron repitió la frasecita en los Oscar. Luego que si no ganó con Avatar: lógico, le tenían ganas.

   

El auténtico rey loco (alemán). Cualquiera que recorra Alemania recordará los delirantes castillos que mandó construir Luis II, un megalómano desquiciado. Luchino Visconti intuyó las posibilidades cinematográficas de un tipo así y filmó Luis II de Baviera, el rey loco, con Helmut Berger de protagonista. Un clásico.

  

La reina cortacabezas. "¡¡¡Que le coooorten la cabeza!!!" es una frase que cualquier niño tendría que conocer. Más allá de la versión cutreestereoscópica de Tim Burton de Alicia en el país de las maravillas, basada en el trabajo de Lewis Carrol, casi preferimos la versión animada de 1951 de Walt Disney (que tampoco es muy allá), con Verna Felton dando voz a la Reina de Corazones, que tenía un humor muy cambiante.

  

El rey del rock. Y ahora, cuando esperábais una película de Elvis Presley, un requiebro para elegir Los reyes del crimen, un thriller en el que una banda de ladrones atraca un casino durante una convención de imitadores de Elvis. Aquí el loco fue el ejecutivo de Hollywood que pensó que ver a Kevin Costner y a Kurt Russell disfrazados del rey del rock tendría su chicha. Por cierto, que Russell no era la primera vez que bailaba cimbreando su cintura: cuando acabó su etapa de actor infantil, encarnó a Presley en un biopic para televisión dirigido por John Carpenter en 1979.

 

El que mandaba a las afueras de Camelot. El rey Arturo, todo un portento de bondad y autoridad moral, fue objeto de chanza en Los caballeros de la tabla cuadrada y sus locos seguidores, o lo que es lo mismo, de Monty Python. El ya fallecido Graham Chapman encarnó a Arturo, el tipo que logró el poder solo con sacar una espada de una piedra, en sus aventuras por encontrar el cáliz sagrado. Para la historia del cine quedan momentos delirantes como el duelo de caballeros en un puente. Y, sí, claro, hay tres reyes magos despistados en La vida de Brian, clásico de la comedia... Es una elección obvia, pero maravillosa.

 

  

Hay 10 Comentarios

Estimado Usuario:

Te presento un simulador gratuito y muy completo, que engloba los módulos económicos, sociales, políticos y bélicos y te invitamos a que te nos unas para crear junto a tí, un mejor país.

eRepublik es esto y más, dentro de él puedes convertirte en un exitoso empresario, un reputado líder político, un comandante militar o incluso un mercenario. Las posibilidades y las ganas son lo único que se necesitan para entrar al Nuevo Mundo y dominar alguna de los módulos, e incluso todos. Todo depende de tí.

Puedes entrar a eRepublik haciendo clic en éste link http://www.erepublik.com/en/referrer/BlackSheep777
y unirte a nuestra creciente comunidad. Conocerás gente y muy buenos amigos.

Me despido.

Cuento de Reyes

Todo empezó allá por el reinado del romano César Augusto y todo sucedió en uno de sus pequeños protectorados llamado Reino de Judea. Sucedió por aquellas fechas un hecho inaudíto: el nacimiento del hijo de dios. Tan fausto acontecimiento pasó desapercibido para Augusto y hasta para Herodes, el rey de aquella tribu, pero no para cuatro periodistas (entonces se llamaban evangelistas)
Cada periodista busco sus fuentes y escribió su artículo (evangelio en griego) como mejor Dios le dió a entender. Al pié de la letra.

Hete aquí que dos de ellos (los llamaremos Marcos y Juan) consideraron irrelevante contar lo del nacimiento y la niñez de protagonista y lo pasaron por alto.

Los otros dos, llamémosles Mateo y Lucas, sí se interesaron por tan trascendente momento y se dieron a ello.


Sí se enteró Mateo que unos magos-brujos de un país del este de Judea habían visto la estrella de David en el cielo y decidieron seguirla ya que los muy astutos dijeron: Dáte, ha nacido el rey de los judíos. Vamos a saludarle.

Como las estrellas no se ven de día, debieron caminar sólo de noche y la estrella ir a su paso. Al llegar a Jerusalén la estrella se paró del todo. Los astrónomos fueron a preguntar a palacio ya que buscaban a un príncipe nacido. Herodes preguntó a su señora si había dado a luz esa nochey no.

Vuelta a poner en marcha la estrella y a Belén. La estrella se para encima del domicilio de José y María, que se quedan de piedra porque nadie les había avisado de la visita. El niño Jesús ya tenía dos años y estaba en el patio jugando con las gallinas. Los brujos se disculpan por la tardanza pero es que vivían a trasmano y dos años de ida y dos años de vuelta casi que no les compensaba.

El cabreo de Herodes fue supremo ya que el rey era él, así que se fue para Belén y mandó matar a todos los niños de hasta 2 años (antes preguntaban a la madre). Lástima que Marcos no sabía que el rey Herodes había muerto 6 años antes y por lo tanto ni vió a los brujos ni mató a ningún niño en Belén.

Para Lucas, José tiene la carpintería en Nazaret, a 150 km al norte de Jerusalén, y para hacerle ir a Belén (al lado de Jerusalén) para que nazca allí Jesús, se inventa un censo de Augusto que nunca existió (y los romanos lo escribían todo). Y ello para cumplir con una profecía de un profeta de segunda división que había pronosticado que el rey de los judíos nacería en Belén de la familia de David.


Lucas hace viajar 150 km a María de nueve meses a un pueblo dónde nunca ha estado y ni tener familia alguna. ¿Es que nadie del pueblo era de la casa de David y por lo tanto pariente lejano de José?. Nadie. Al corral. En ambiente tan triste a Lucas no se le ocurre lo de los magos y los regalos (eso es del otro periodista) y sólo tiene a mano unos pastorcillos. Muchos pastorcillos y basta.

Niños sí, pero no tontos.
Colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

Hombre, Silberio: Gabino Diego tendrá cara de Borbón, que lo dudo, pero en esa pelo encarna a un Austria. Mismo reino, genes distintos. ;)

Cómo puedes decir que la versión de Alicia, de Walt Disney, de 1951, tampoco era muy allá?

¿Y esa Lola Flores en el papel de Isabel la Catolica, en Juana la Loca de vez en cuando? su imagen me persigue cada vez que visualizo a la Soberana de Castilla

Una pelicula española muy digna y que sale un rey "El rey pasmado" con un Gabino Diego magnifico, te preguntas si no será un hijo no reconocido de Juancar porque es un Borbón. No todas las peliculas españolas son sandeces como las nombradas arriba

A Garci, quería decir. Se me coló una a y ya es tarde para quitarla.

Deben DE estar, diría yo. No obliguemos a los reyes que estén locos por imperativo.
P.D: La inquina a Garcia es por meros asuntos ideológicos. Algún día se le valorará como director de algunas películas más que estimables (otras no, claro) y como el mejor divulgador de cine clásico que tuvimos en los 90 en la 2.

En este pais es el unico sitio en que los reyes no traen, se llevan....

Como siempre, interesante entrada, aunque no entiendo el porqué de tanta inquina al pobre José Luis Garci. http://unmundocultura.blogspot.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Buscar

enero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Las listas de 2011

Un panel de más de 20 expertos selecciona la música más destacada del año.

Cómo se hizo »

Canciones Internacionales 2011

Canciones Nacionales 2011

Discos Internacionales 2011

Discos Nacionales 2011

Número 1

Descarga

Momento nostalgia. Aquí está nuestro primer número en papel: publicado en octubre de 1993 Descargar PDF (28Mb)

Ver todos los números »

Concursos

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal