Críticas

23 dic 2011

Lisabö

DISCO_LisaboHARDCORE

Animalia lotsatuen putzua

Bidehuts (2011)

****

Antonio Fraguas

 

Antes de echar a andar, permítasenos un preámbulo. Los tópicos acerca de la cultura estadounidense (tanto los buenos como los malos) son de sobra conocidos. El común de los mortales sin embargo sabe menos de figuras y corrientes capitales surgidas en ese país tan poliédrico y que, adrede, se han apartado de los medios de masas. Hablamos de creadores (músicos, poetas, productores…) como Henry Rollins o Ian MacKaye y de corrientes como el hardcore y sus varios retoños terminados en core

 Voces llenas de intelectualismo, sentido común, sinceridad, humor, fragilidad y frugalidad. Voces que, desde finales de los setenta, insuflan vida a cientos de bandas y movilizan a un consistente puñado de seguidores en todo el mundo. Una de esas bandas es Lisabö. Aquí acaba el preámbulo y echamos a andar.

Los tópicos sobre la cultura en euskera son también de sobra conocidos. Como tantos otros creadores vascos, este grupo formado en Irún en 1998 vuelve a romper más de un cliché con su sexto álbum de estudio. Que algo importante, en lo musical en este caso, está pasando en Euskadi desde hace algunos años lo vuelve al confirmar el hecho de que exista un disco como Animalia lotsatuen putzua (El pozo de los animales avergonzados) o el Haria de los vasco-navarros Berri Txarrak, del que hablamos hace unos días. Tan importante que, milagro, está dejando de pasar desapercibido en el resto de España.

En lo musical, el sonido de Lisabö es eminentemente fugaziano (casi habría que llamarlos Fugatzi. Es broma). Si alguien quiere más orientación, se pueden citar otras influencias: Mogwai, Sonic Youth, Explosions In the Sky… En lo vocal, las seis canciones de Animalia… pasan del fraseo narrativo al berrido con esa inflexión final tan de Guy Picciotto. En lo lírico, las letras de Martxel Mariskal son sobrecogedoras (la traducción al castellano es formidable) crudas y muy visuales, de una belleza encapsulada y singular. Recuerdan al expresionismo alemán de Alfred Döblin y a los desvaríos que provoca el hambre en el personaje creado por el noruego Knut Hamsun.

Un pulso que late con más fuerza estos días. Por eso Animalia… funciona como una fiel descripción del espíritu de los tiempos. Y por eso es difícil detenerse en cada una de las seis canciones: no están concebidas al uso, sino que se disponen como un frente de olas de intensidad variable pero constante. Estamos ante una corriente de energía, una enorme canción interrumpida por cinco silencios, un viaje modulado por seis estados de ánimo que se despeñan hacia dentro. Asomarse a las letras producirá vértigo, sobre todo a quien ose subestimarlas. Sonará pedante, pero Animalia… es una vivencia estética. Una auténtica obra de arte.

Ver todas las críticas »

 

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Buscar

enero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

COMENTARIOS

Las listas de 2011

Un panel de más de 20 expertos selecciona la música más destacada del año.

Cómo se hizo »

Canciones Internacionales 2011

Canciones Nacionales 2011

Discos Internacionales 2011

Discos Nacionales 2011

Número 1

Descarga

Momento nostalgia. Aquí está nuestro primer número en papel: publicado en octubre de 1993 Descargar PDF (28Mb)

Ver todos los números »

Concursos

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal