Cine, cortos, reportaje, entrevista

17 nov 2011

“Zombinladen”: la 'yihad' de los muertos vivientes

Zombinladen (Clement Deneux, 2011)


Como un síntoma de estos tiempos convulsos, la figura del zombie ha recuperado su acepción metafórica original, dando pie a nuevas relecturas políticas, filosóficas y hasta socioeconómicas. Más allá del alegato pacifista y anti-consumista de los muertos vivientes de George A. Romero, las nuevas hordas de cadáveres andantes reflejan los mayores temores de la sociedad occidental con ímpetu renovado. Problemas como la inmigración, el paro, las personas sin hogar o las víctimas de guerras, epidemias y catástrofes naturales adoptan los rasgos de alienados seres sin alma, ávidos de carne fresca en un mundo cada vez más tecnificado y deshumanizado. 

Es por esto que el zombie pertenece hoy, más que nunca, al ámbito de lo cotidiano y su presencia es cada vez más habitual, no solo en el cine, sino también en las parrillas televisivas (The Dead Set, The Walking Dead), estanterías de best-sellers (Guerra Mundial Z, Orgullo y Prejuicio y Zombies) y consolas de videojuegos (Resident Evil, Left 4 Dead). Incluso han llegado a dar un paso más allá, liderando una cruzada integrista contra los vivos en Zombinladen, un asombroso cortometraje que en cuestión de pocos meses se ha convertido en la última sensación de la blogosfera. 

 

Rodado en tan sólo cuatro días y con un equipo técnico reducido, el realizador galo Clement Deneux ha conseguido sorprender a la comunidad internauta con el homenaje al cine de zombies más delirante y políticamente incorrecto del que se tiene constancia hasta la fecha. No sólo supera en nivel técnico y artístico las malogradas prestaciones de Night of The Living Jews (Oliver Noble, 2008) o Zombies of Mass Destruction (Kevin Hamedani, 2009), sino que directamente lo emparenta con el refrescante sentido del humor de Zombies Party (Edgar Wright, 2004), llevando la parodia a un terreno más gamberro y malintencionado.

 

La yihad de los muertos vivientes
A sus 29 años, Deneux se ha servido de su amplia experiencia en labores de edición y diseño gráfico para dotar a Zombinladen de un acabado formal que deja en evidencia a algunas propuestas supuestamente profesionales. “Dedicamos un mes entero a labores de post-producción", nos comenta. "Lucien Gael, uno de mis mejores amigos y colaborador habitual, se encargó de los efectos digitales. Hizo un trabajo increíble, de manera efectiva y en muy poco tiempo. Gran parte del mérito visual de la película es suyo.” De hecho, no es la primera vez que ambos reciben un reconocimiento por su trabajo. Coincidiendo con el estreno francés de REC (Jaume Balagueró y Paco Plaza, 2008), Nokia, patrocinador de la película, convocó un concurso de cortometrajes grabados con teléfonos móviles. El jurado formado por Balagueró, Plaza, Xavier Gens y Fabrice du Welz se decantaron por el sorprendente debut como realizador de Deneux, Les ongles (Las uñas), incluyéndolo como contenido extra de la edición en DVD para Francia.  

 

Después de tan gratificante experiencia, Deneux llevaba un par de años barajando varias ideas para rodar un nuevo corto cuando se enteró del concurso organizado por Panic! Cinema. Consistía en rodar un falso trailer a partir del previo diseño del cartel de un largometraje de serie B, siguiendo la tradición del cine exploitation de los años setenta. “Ante todo soy diseñador gráfico, así que me lo tomé como un reto a nivel personal”. La idea de resucitar de entre los muertos al difunto líder de Al-Quaeda surgió de manera espontánea, mientras diseñaba el proyecto. “Fue más o menos cuando anunciaron la muerte de Bin Laden. Necesitaba un concepto lo suficientemente impactante para el póster y de repente se me ocurrió el juego de palabras del título. Me pareció gracioso y transgresor, así que decidí aprovecharlo.” Deneux se confiesa fascinado por la visión que los medios de comunicación occidentales y el gobierno de Bush han dado de Bin Laden. “Entre todos lo han convertido en el supervillano del siglo, en un auténtico ‘hombre del saco’. Supongo que por eso me atrajo tanto la idea de transformarlo en el monstruo definitivo”.

Rodando Zombinladen

A colación del atentado integrista contra la revista satírica frances Charlie Hebdo el pasado 1 de Noviembre, resulta inevitable plantearle a Deneux hasta qué punto conviene frivolizar con determinados temas. Aunque últimamente echa de menos un tipo de comedia más ácida e irreverente, su intención no era la de entrar en espinosos debates sobre la libertad de expresión. En una escena incluso se llegó a cambiar el título del libro que consulta la heroína, que originalmente era "El Islam para tontos"."Durante el proceso yo mismo sentí la tentación de dejarme llevar por la autocensura y lo ‘políticamente correcto’. Aunque ciertas cosas te hagan reír sobre el papel, no puedes evitar plantearte cómo serán interpretadas por parte del público y a veces es difícil mantenerse firme", reconoce el autor.

"Tratamos de jugar con el subtexto político", continúa; pero los dardos más envenados van dirigidos a la mentalidad más conservadora de la sociedad francesa. "Nos burlamos del temor a la islamización de nuestra cultura que transmiten ciertos partidos de extrema derecha, utilizando la invasión de zombies como una metáfora violenta de la inmigración. Pero todo eso está poco desarrollado en el corto. Zombinladen está concebido como una broma, un poco al estilo de un capítulo de South Park; así que ​​el contenido político es, en última instancia, anecdótico". Por un instante podría interpretarse que sus palabras desprenden un cierto arrepentimiento por no haberse atrevido a dar un paso más allá en este aspecto.“Tal vez ése haya sido nuestro mayor fallo; que al final resulte algo convencional, sobre todo si la comparamos con una película como Four Lions".

Perdiendo la cabeza

Volviendo al cortometraje, Deneux y su equipo aprovecharon al máximo las comodidades del fake trailer popularizado por Quentin Tarantino y sus secuaces en el díptico Grindhouse, un formato especialmente acorde a las exigencias de un rodaje de bajo presupuesto. “Aunque la planificación fue bastante exhaustiva, algunas de las mejores escenas se improvisaron a partir de los elementos con los que contábamos en el plató. Una de las ventajas del 'falso trailer' es que permite olvidarse de la lógica narrativa y deja un margen más amplio para jugar con la imaginación del espectador.”

Aprovechando la absoluta libertad que le ofrecía el material de partida, incluso se permitió incluir un guiño final en el que Zombinladen se hace eco de la moda de facebook del "click-me-gusta-o-un-gato-muere". "En realidad, esta escena es un homenaje a Alexandre Aja.", aclara Deneux. En la brutal secuencia del ataque en la carvana de su remake de Las Colinas Tienen Ojos (2006), se suponía que uno de los mutantes devoraraba al gato de la familia protagonista. Pero al final, debido a la presión de los productores, tuvieron que hacerlo con un periquito. "Así son las cosas en el cine de terror: puedes matar a un crío, decapitar a una chavala o tomarte a broma el islamismo... ¡pero no te pases con los gatitos!"

Carole Brana lista para el primer plano
Al preguntarle por el reparto, Deneux se deshace en elogios hacia sus actores: “Estoy en deuda con todos ellos, empezando por Shane Woodward (protagonista de 99 francs, la extravagante adaptación de Jan Konuen de una popular novela de Frédéric Beigbeder) que es una verdadera fuerza de la naturaleza. Le tuvimos varias horas colgando de un cable que le dejó completamente magullado, para acto seguido sumergirlo en agua helada y rodar los planos subacuáticos. Y lo hizo sin quejarse ni una sola vez. Arnaud Demanche, que interpreta a Zombinladen, sudaba profusamente bajo toneladas de látex y maquillaje. Por no hablar de Carole Brana,  que terminó el rodaje con el cuerpo cubierto de arañazos y moratones. Cuando la pobre fue a que la viera un médico, pensaron que había sido víctima de una violación…”

Tras hacerse con el primer premio del certamen, Deneux y su equipo ultiman ya los preparativos de un nuevo cortometraje, también de corte fantástico. “Vamos a rodarlo en la Guayana Francesa. En cuanto terminemos, retomaré un par de proyectos de largometraje pendientes de desarrollo. Así que puede decirse que los próximos meses se presentan interesantes…” Pero a pesar del gran momento que atraviesa el nuevo cine de terror francés en los útlimos años gracias a títulos del calado de À l'intérieur (Alexandre Bustillo & Julien Maury, 2007) o Martyrs (Pascal Laugier, 2008), Deneux se muestra bastante escéptico sobre el futuro del género en su país. “Yo diría que se trata de una cuestión cultural. Al público francés le cuesta implicarse en un mundo de fantasía puramente autóctono, mientras que las películas estadounidenses -incluso las peores, como Tiburón 3D, la presa (David R. Ellis, 2011)- venden muchísimas entradas.” En su opinión, el modelo a seguir en materia de producción debería ser el del cine coreano... y el del español. "En Francia trabajamos con demasiada prisa y poco dinero; y eso afecta a los guiones y al acabado formal de las películas. Por eso la mayoría de los directores de 'horror a la francesa' están celosos de los españoles: nos hace falta un gran éxito de público como El Orfanato que sirva de referencia para la industria y nos ayude a consolidarnos en el mercado internacional”. 

Deneux refrescándose durante el rodaje
Con los ejemplos de Machete y Hobo with a Shotgun todavía recientes en la memoria del aficionado, el público no ha tardado en demandar el asalto de Zombinladen a la gran pantalla. "El trailer se ha visto en todo el mundo y son muchos los que se me han puesto en contacto conmigo diciendo: ¡queremos ver la película!", reconoce Deneux, quien asegura que el cortometraje se sostiene por sí sólo y que no conviene alargar el chiste más de la cuenta. "La primera versión duraba sobre cinco minutos y era demasiado lenta, así que tuvimos que reducir cada secuencia a la mínima expresión para que fuese más dinámica”. Es al insistirle sobre la viabilidad comercial de un futurible largometraje cuando Deneux se muestra tajante: "Lo que tengo muy claro es que no pienso malgastar dos años de mi vida en rodar una película basada en un simple juego de palabras."

Entendido, pero... ¿qué tal una secuela? Con Gaddafi de protagonista, por ejemplo. "¡También es un personaje extraordinario! Pero al contrario de lo ocurrido con Bin Laden, todos hemos estado tan expuestos a las imágenes de su cadáver a través de los medios que el elemento de misterio que le rodea es mucho menor. Aún así, había otro cartel que unos chicos enviaron al mismo concurso y que daba bastante miedo ... ¡Y parece que la idea ya está en marcha!"

KADHAFEAR

Hay 1 Comentarios

Cojonudo corto, le da en los morros a mas de un veterano. Y sobre todo un acierto y mis felicitaciones por haber recogido esta noticia.Se hechan en falta mas de este tipo, que nos alegran el dia. La única pega que le encuentro es que los integristas probinladen se lo tomen demasiado a pecho.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Buscar

enero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Las listas de 2011

Un panel de más de 20 expertos selecciona la música más destacada del año.

Cómo se hizo »

Canciones Internacionales 2011

Canciones Nacionales 2011

Discos Internacionales 2011

Discos Nacionales 2011

Número 1

Descarga

Momento nostalgia. Aquí está nuestro primer número en papel: publicado en octubre de 1993 Descargar PDF (28Mb)

Ver todos los números »

Concursos

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal