Arte, Moda, Música

13 nov 2011

The Yellow Bird Project: bandas indies, diseño, camisetas y ONG

Dry_the_river_afternoon5

En el verano de 2006, Matthew Stotland y Casey Cohen acababan de licenciarse en Informática y Filosofía respectivamente y aunque todavía estaban muy verdes tenían un buen puñado de ideas cocinándose en la mollera. "Nos encanta la música y somos los típicos tíos que siempre van en camiseta. Y de un día para otro y sin saber muy bien cómo, decidimos poner en marcha un proyecto que aunase todas las cosas que nos molan", cuenta Matt bebiendo a sorbitos té de una taza minúscula en una cafetería de Montreal (Canadá), su ciudad natal. De ese desconocimiento y un poco de buena voluntad nació The Yellow Bird Project, una organización que vende online camisetas diseñadas por bandas de indie rock, cuyas ganancias van a parar a obras benéficas que los grupos determinan.

"Escribimos a nuestros músicos favoritos y el primero en ofrecerse a colaborar fue Devendra Banhart. Una vez que él aceptó, la cosa empezó a rodar", explica Matt con una sonrisa de agradecimiento. Devendra, que comenzó Bellas Artes en San Francisco para dejarlo inmediatamente, diseñó una camiseta que lleva claramente su sello y propuso que todas las ganancias fuesen a parar a The Teenage Cancer Trust. "Lo mejor de todo es que partimos de cero. No teníamos ni un contacto en la industria musical", añade orgulloso. De los que llegaron detrás, algunos, como Clap Your Hands Say Yeah o The National, han dibujado lo que después llevan sus camisetas y otros, no tan duchos en las artes plásticas, se lo han pedido a colegas.

Rarariots

Las organizaciones que reciben los beneficios que genera la venta de las camisetas son de lo más variado. Desde clásicos como Médicos Sin Fronteras, hasta otras como Transportation Alternatives, la elegida por Au Revoir Simone, que trabaja para la mejorar de las ciclovías y el transporte público en Nueva York. Yann Tiersen, que acaba de subirse al carro sin que ni siquiera tuviesen que contactar con él, dice que se decantó por MSF porque su interés se centra en Palestina –"el conflicto me afecta profundamente"- y considera que esta ONG hace un gran trabajo en la zona. Tiersen se enteró de la existencia de The Yellow Bird Project a través de los músicos de su grupo: "Muchos llevaban estas camisetas y me pareció que tenía bastante sentido que nosotros contribuyésemos a la causa con la nuestra".

Matt cuenta que, para remate de fiesta, el feedback de los consumidores es inmenso: "Nos proponen bandas, nos mandan fotos en las que llevan puestas las camisetas... De hecho, algunos se ofrecieron a ayudarnos y ahora son parte de proyecto y amigos". Lo cierto es que parece imposible dar un no por respuesta a una iniciativa como esta, sustentada por unos pilares sumamente apetecibles. No se resistieron Mike Perry, Deanne Cheuk, Jeremyville o Andy J. Miller, diseñadores relativamente populares a los que liaron para hacer un libro compuesto por pósters inspirados en temas de Bon Iver o Iron & Wine, y que también se puede encontrar en la web.

Tampoco pudo evitar la tentación de formar parte del proyecto Emy Storey, responsable de todos los gráficos de Death Cab For Cutie y Tegan & Sara y de el logo y la estética de la web de The Yellow Bird Project. O Kristian Matsson, también conocido como The Tallest Man On Earth, que ha compuesto un tema con el nombre de la organización para ayudar a difundir su mensaje. Nombre, por cierto, que conecta con Bright Eyes, en cuyas canciones menciona recurrentemente a un "yellow bird". Resulta increíble, pero The Yellow Bird Project tiene conexiones con casi todo lo que cualquier seguidor de la música indie, y en especial el folk americano, admira. Y es inevitable si se pertenece a esta categoría quedar seducido por la encantadora iniciativa de Matt y Casey en el momento en que se navega durante un par de segundos por su web. Más aún cuando al comprar, además de saciar las ansias consumistas, se aporta un granito de arena para que las cosas que importan vayan a mejor.

Hay 8 Comentarios

Hola, encontré el artículos por casualidad y desde luego la iniciativa es maravillosa. Sigue adelante?

Gracias por el post, interesante! Coincido con Irene, al final no es tanto vivir de ello sino dedicarte a temas que te apasionan y a los que dedicar tiempo no supone una carga. Si además dedicas parte de lo que ganas a apoyar proyectos "grass-roots" pues mucho mejor (tanto los grupos de música como las organizaciones que apoyan)!

Encontré su web por casualidad cuando vivía en USA y compré sin dudar el colouring book, ¡es genial! Me encanta.

Lo que está claro es que no es un proyecto para hacerse ricos, más bien es una iniciativa para ayudar a los demás y ganar buena reputación con el intento.

Gracias Irene por la respuesta!

buena reinversión del dinero de los pijos

Hola Un Mundo Cultural,

Los fundadores ganan algo de dinero con él, pero los dos se dedican a otras cosas al mismo tiempo. Aunque según me contó Matt, disfruta mucho las horas que puede pasar trabajando en esto.

Interesante proyecto. Lo que me gustaría saber es si sus fundadores pueden vivir de él o bien deben dedicarse a otras cosas. http://unmundocultura.blogspot.com/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Buscar

enero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Las listas de 2011

Un panel de más de 20 expertos selecciona la música más destacada del año.

Cómo se hizo »

Canciones Internacionales 2011

Canciones Nacionales 2011

Discos Internacionales 2011

Discos Nacionales 2011

Número 1

Descarga

Momento nostalgia. Aquí está nuestro primer número en papel: publicado en octubre de 1993 Descargar PDF (28Mb)

Ver todos los números »

Concursos

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal