Videojuegos, reportaje

16 nov 2011

'World of Warcraft' te está buscando

Quanto è bello il mio shamano davanti al lich king

Más de 10 millones de hogares del planeta se trasladan (casi) cada día al mundo fantástico de Azeroth. Tantos son los usuarios de World of Warcraft (Wow), el MMORPG (videojuego de rol masivo online) más conocido del mundo y que, según acaba de anunciar su creadora, Blizzard, sacará una nueva expansión en 2012. Mists of Pandaria será el quinto capítulo de una saga que empezó en 2004. Te conectas a Internet, creas un alter-ego (elfos, humanos, orcos, enanos, etc. repartidos entre Alianza y Horda) y te despides del mundo real en pos de un universo digital donde todos los personajes son sin embargo caras e historias humanas. Como la de L. G., un joven de 25 años que desde hace cuatro esconde su identidad tras las del druida Svorkan, del chamán Welovespace y de los otros hijos de su teclado. 

También, al verle jugando, parece esconder otra identidad que tal vez tuvo algún día. La barba descuidada, olvidada hace tiempo por la cuchilla. Media botella de cerveza, caliente. Un trozo de porro aún encendido, sacrificado en aras del último raid. Los ojos deseosos de sueño pero pegados a la pantalla. Los calzoncillos, única vestimenta, además de cascos y micrófono, del que sale un vocabulario desconocido hecho de aggro y respawn. La luz del sol como un recuerdo desvanecido tras el atardecer de Azeroth. Y sin embargo una sonrisa, la más feliz del mundo: “He jugado 10 horas seguidas pero ahora mi personaje tiene una cabalgadura súperchula, un grifón alado”.

L. G. se convirtió en 2008 a la religión de Blizzard: “Vanilla [el primer Wow] fue lo mejor del mundo. Me pasé seis meses descubriendo el juego solo, sin buscar ayudas ni tirar de foros. Iba a ciegas, fueron los seis meses más bonitos de mi vida”. Desde entonces, ha sido fiel al juego, tanto que, preguntado sobre la nueva expansión, contesta: “Claro que la compraré, les debo respeto a mis personajes, lo mínimo que puedo hacer por ellos es llevarles hasta el nivel 90”.

 

Dándole a una tecla es posible descubrir el tiempo efectivo transcurrido en el juego. El de L. suma 200 días, es decir más de seis meses de los últimos cuatro años. Un tiempo suficiente para que pueda hablar como un experto. “Antes era mucho más difícil: ha habido una tendencia a la simplificación y a centrarse en lo estético”, se queja. Según L., expansión tras expansión, Blizzard se lo ha puesto en bandeja a los nuevos. Mists of Pandaria, sostiene, será el culmen de este proceso: introduce una nueva raza (los pandas), aumenta el nivel de experiencia hasta el 90 [antes era el 85], luce nuevos territorios y, sobre todo, abre las puertas a la invasión de los que los aficionados llaman despectivamente nubs.   

La nostra gilda (AESIR) in raid da 25 a icc

Los hinchas profesionales suelen quejarse de que, en cuanto su equipo gana, centenares de fans improvisados se suben al carro del vencedor. “¿Dónde estabas cuando perdimos el turno preliminar de la Copa contra aquel equipo islandés?”, sacan pecho los primeros. Algo parecido ocurre con Wow. Quien lleva allí toda una vida mira de reojo la llegada de los llamados casual players. “Te jode jugar con ellos, son incapaces”, asegura L. Y enumera los ingredientes de la receta de Blizzard para seducir al nuevo público: “Antes se organizaban raid de hasta 40 personas juntas, con todo el tiempo y la dificultad de coordinarse que eso conllevaba. Ahora el máximo es 25, aunque muchos acaban prefiriendo los de 10. Además, subir de nivel es mucho más fácil y los programadores ofrecen potenciamientos para que todos lleguen a matar hasta el monstruo más duro”.

Según L. G. se va hacia una división cada vez más extrema entre profesionales del juego y nubs. Azeroth ya no es país para clase media. Tanto que más de un millón de jugadores abandonó Wow a lo largo de los últimos meses. Welovespace también ha cogido el camino que lleva lejos de esas tierras. “Ya juego poco, entre siete y ocho horas la semana. En las épocas tope podía pasarme 70 horas jugando”, recuerda L. tras un rápido cálculo y mientras de fondo se le oye a su madre gritar: “70 horas con esa mierda”.

 

También su vida ha cambiado. El trabajo que buscaba, sin mucho esfuerzo, en los ratos libres que Wow le dejaba le mantiene ahora ocupado. Su cooperativa contrató a L. G., no a Welovespace. Aunque su diario de Wow está lleno de recuerdos algo frikis, mucho ligados a los achievements (retos a superar): “Hay dos pueblos que están en guerra: los Goblin de Booty Bay contra los bucaneros Blood sail. Con dos amigos nos pasamos una noche exterminando decenas de miles de Goblin. ¿Qué obtienes? Que los piratas te otorgan el título de Almirante Blood Sail y aparece al lado de tu nombre”.
Posiblemente el reto más grande de la trayectoria de L. en Wow coincidió con la venta de la anterior expansión, Cataclysm, el año pasado. El nivel más alto pasaba del 80 al 85 y se trataba de ser el primero del servidor [cada servidor reúne a miles de jugadores] en conseguirlo. Comida preparada, ayudas químicas para alejar el sueño y los mapas del juego impresos. Welovespace y Tonylametta, su colega en esa hazaña, prepararon cuidadosamente su letargo conjunto, en casa de un amigo. “Le habíamos dedicado mucho al juego, ¿por qué no intentarlo?”, recuerda que pensó L.

Io vestita figa col cappelo dei pirati
A la medianoche en punto la nueva expansión se hizo accesible y lanzó la carrera hacia el nivel 85. Misión tras misión, bicho muerto tras bicho muerto, los dos compañeros jugaron hasta las dos de la tarde del día siguiente, hasta que un bug (un error de cálculo en el sistema del juego que no les dejaba acceder a un nuevo territorio) pudo con sus sueños.
A lo mejor repetirán el intento con Mists of Pandaria. Sea como sea, tras una hora de charla, solo queda una pregunta por hacer.  ¿Qué es lo que hace Wow tan atractivo? “Tiene todo: batallas, desarrollar un oficio, comprar y vender objetos. Cuando ganas dinero en Wow te sientes como si estuvieras haciéndolo en la vida real. Aplaca tu culpabilidad y te da la impresión de que te estás realizando”. En el fondo, un grifón alado es una cabalgadura súperchula.

Hay 37 Comentarios

Me encanta World of Warcraft! especialmente con los nuevos "Mists of Pandaria" expansión! el juego sólo sigue mejorando cada año durante los últimos 9 años! vaya vaya wow!

Vaya un ataque indirecto. Supongo que es la estrategia de este periódico, el llamar la atención insultando, siempre indirectamente para que no se les acuse de nada.

Es cierto que hay jugadores así, pero muchos (por no decir la mayoría) tenemos la misma vida que cualquier persona, incluso mejor que los columnistas de muchos periódicos.

Resulta curiosa la cantidad de gente que se siente atacada por un artículo en el que tan sólo se habla de L.G., de sus hábitos y costumbres, y de como el ya nombrado juego ocupaba una parcela importante en su vida. En el articulo también se relativiza comentando la evolución en el tiempo que el protagonista dedica a esta tarea y la que el resto de usuarios dedican.
No veo un ataque ni al sistema ni a los usuarios, ni tampoco una generalización de los hábitos de estos.
Sinceramente: me parece que algo de culpabilidad debe de haber para que se levanten tantas ampollas...

No me molesta que se "trivialice", porque un juego YA es trivial. Lo que me molesta es que se me intente ridiculizar en un PERIÓDICO de tirada nacional mostrando un grotesco estereotipo.

No importa si son players de medio tiempo o hard, con una vida o sin ella, noobs o pro; todos, por los comentarios que este artículo ha suscitado, tienen algo en común: les molesta que se trivialice su vida digital. Yo soy player también y todo este asunto me parece fome. Peace out (^o^)y

Y estuve enganchao 1 año y lo mandé a tomar por culo, al fial es siempre lo mismo. Por cierto que me sorprendió la cantidad de gente diferente que juega a esto, lo del tipico gordo porrero en gallumbos es un topicazo.

Tengo 30 años, trabajo, pareja estable, relaciones sociales, relaciones con mi familia... y juego al WoW (bastante). Eso no me convierte en un bicho raro. Cada uno emplea su tiempo como le da la gana.

Otros lo invierten en ver la tele, navegar infinidad de horas por internet... y nadie les dice nada.

Mira que bien, grácias a este artículo ya se que periódico no volverá a entrar por la puerta de mi casa.

asdfsdf

Un articulo lleno de imparcialidad e información contrastada sin duda alguna, tratando de satirizar a los jugadores, simplemente para encontrar una excusa para incluir los videojuegos dentro del programa antidrogas como se pretendía.

Soy una persona normal con una vida corriente, que ha jugado durante varios años y sí que conozco gente como la que describe el artículo. Gente que pasaba doce o catorce horas diarias jugando, gente que apenas veía a sus hijos por el juego, gente que fingía bajas (o incluso algunos que jugaban desde el trabajo), gente que ha fastidiado los estudios por el juego, gente que se había quedado sin amigos "reales" desde que jugaba...
Llevo fuera de Azeroth lo bastante para verlo con la claridad que permite la distancia y con el arrepentimiento de la cantidad de días, meses, años de mi vida desperdiciados. Algunos se toman dos cervezas los fines de semana y otros desayunan aguardiente. Que tú seas de los primeros, no significa que no existan los segundos.

¿Que existe esta clase de gente?
Sí, sí que existe... ¿Y qué?
Tambien existe gente que apuñala a otra por ser de otro equipo de fútbol, o que pide un préstamo para gastárselo en tunearse un cochuco de mierda... Y si yo fuera periodista nunca se me ocurriría escogerlos como ejemplo de "persona que va al estadio de fútbol" o "persona a la que le gustan los coches".

tengo 30 anos, soy gestor comercial en banca,tengo una vida plena personal y profesionalmente y tambien ,de vez en cuando, soy Ayryel nightelf-druid.
Nada que ver con esta persona.

El periodista solo nos muestra un caso extremo de jugador de WOW. No todos somos iguales. Y estos tipos existen y tod@s los que hemos jugado al WOW lo sabemos. @Kane: No sé si en tu empresa del IBEX35 os enseñan a utilizar un corrector ortográfico y a leer algo de gramática, pero sería recomendable que lo hicieras.

No sabia que el Pais tenia una nueva seccion humor. Me hace mucha gracia cuando la gente pone etiquetas a las cosas: jugar a videojuegos esta mal, salir de noche y darlo todo esta bien. Deberiamos aprender a dejar a la gente vivir la vida y gastar su tiempo libre como quiera, siempre q no interferia en la libertad de las demas personas.

Y obviamente en grupo de 10 millones de personas, hay de todo: gente adulta, no tan adulta, gente trabajadora y no tan trabajadora (pq no quiere o pq no puede) y habra gente mas responsable o menos responsable.

Parece mentira que en pleno siglo XXI sigamos con estas tonterias y estoy completamente de acuerdo en que en el wow hay bastante de compañerismo y trabajo en equipo.

Supongo que la recomendacion del autor del articulo es que sera mejor estar en bares o de borrachera por ahi, no?. O su recomendación es que la gente en su tiempo libro lea literatura francesa? ;)

Por mucho que os joda define muy bien la vida de los más viciados al WoW, no me vengáis con "noooo, yo nunca he jugado más de 3 horas seguidas" xq la mayoría sois capaces de tiraros un fin de semana sin parar incluso comiendo delante del PC mientras jugais. Joder, si los hay que cogen días de vacaciones o fingen bajas laborales para jugar todavía más.

Llevo 3 años jugando a este juego, nunca he llevado calzoncillos,si acaso he llevado bragas...y ni mucho menos me siento identificada con este señor. Juego con mis amigos y a ninguno se le puedes describir de esta forma.
Creo que este articulo informa bastante penosamente de como es la gente a la que le gusta jugar, habrá de todo en este mundo, pero siempre se quieren mostrar a los mismos, cuando no todos tenemos una vida antisocial.
Este es el problema de los periodistas que no se informan, y que son imparciales. Pienso que un periodista debe de transmitir información y no dar su opinión. Luego ocurre, lo que ocurre, si es que si a alguien le dices que juegas a un juego online, eres un friki, no tienes vida social y en definitiva eres un amargado de la vida.
Por suerte, mucha gente que ha comentado, piensa lo mismo que yo.

POR FIN VIVO, UN AÑO YA SIN JUGAR A ESTE ROBA VIDAS

Dentro de poco sale Star Wars the Old Republic. Ya veremos cómo afecta a wow.

Una lástima que SOE dejase caer en declive a SWG (lleno de xploiters que nos fueron quitando las ganas de jugar).

PS. yo tp soy el tipicp jugador: dos carreras, varios idiomas, familia y un trabajo digno.

Penoso el articulo, ha definido al jugador medio de este juego en base a un gallan, y en consecuencia, ha denigrado este juego hasta el infinito.

Cuando una herramienta de ocio es tan genial es lógico que provoque problemas de adición, y que por lo tanto produzca seres como el que describe. Se puede dar en cualquier afición de la vida.

Ni yo, ni la gente que conozco que juega al wow, se asemeja ni lo mas minimo al topico que explota el articulo, al contrario, mis amigos y yo, modestia a parte, podemos presumir de haber sido hardcore players del wow y gozar de un estatus social, laboral y economico envidiable.

En mi caso decir que coordino el departamento de estrategia de una de las empresas del ibex 35 y no precisamente una que vaya mal.

Cosas que me ha dado el wow a parte de amigos y toneladas de diversión: coordinacion, orden, ambición, compromiso, y liderazgo
(Raid Lider 2 años).
P.D: Con el alto indice de paro que existe en España hay margen para buscar peridistas decentes, objetivos y de calidad.

Es curioso como se tiende a estandarizar a las personas. Esperando SW...

Me parece lamentable la imagen que habeis intentado vender con esta verguenza de articulo. Yo llevo jugando al wow desde que salió al mercado.
Me he sacado la carrera de derecho mientras jugaba al wow de forma intermitente, nunca ha influido en mis "ganas" de buscar trabajo y me he sacado una oposición. Ah, y por cierto, soy una chica normal, no fumo porros, ni tengo el escritorio lleno de latas de cerveza,... ni todas esas gilipolleces que habeis atribuido a un jugador de wow.

El wow siempre ha tenido distintos tipos de jugadores, más hardcore, más casuales, hay de todo. He conocido a muchas personas durante estos años que ahora son mis amigos tambien en la vida real, gente con la que te llamas, haces cenas y te vas de vacaciones. No todo el mundo que juega a videojuegos son unos vagos viciados como quereis hacer ver..

Lamentable articulo, vuelvo a repetir

He jugado hace unos meses y la verdad que merece la pena.

Dios, menos mal que yo no he conocido ni una sola persona tan viciada a este juego que me encanta y al que llevo jugando más años que él sin haber estado NI UN SOLO DÏA jugando más de tres horas en total y la mayoría sin siquiera tocarlo, porque es UN JUEGO, no una vida.
Y nunca se me habría ocurrido pensar que a mis personajes les debo algo...
Y en cuanto al juego "vanilla", era una pesadilla comparado con el juego actual. Nna vez llegabas al nivel máximo solo se podía hacer UNA cosa: REPETIR CADA SEMANA la misma mazmorra con otras 39 personas jugando horas y horas cada día para intentar llegar y cargarse al bicho final.
Me siento insultado de que le escojan para "representar" al, supuestamente, típico jugador.

Dejé el WoW a los 4 años de empezar y solo quiero decir dos cosas:

1.- He conocido gente que empezaron siendo jugadores y que hoy son grandes amigos.

2.- Ni yo, ni las personas que he conocido se asemejan a la lamentable imagen tópica de friki ceporro y descuidado que habéis expuesto de porrero desastroso y asocial que se alimenta de pizza y cerveza mientras juega en calzoncillos pensándose que es un elfo paladín sexy y brillante que basa su felicidad en tener una nueva montura o un nuevo equipo épico.

El Wow tiene mucha mierda así, pero tiene mucho más de trabajo en equipo, coordinación, compromiso hacia el grupo e interés en lo que se hace.
Habéis dado una imagen lamentable de algo que sólo es lamentable si quien lo juega lo es.

Penoso, en serio.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Buscar

enero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Las listas de 2011

Un panel de más de 20 expertos selecciona la música más destacada del año.

Cómo se hizo »

Canciones Internacionales 2011

Canciones Nacionales 2011

Discos Internacionales 2011

Discos Nacionales 2011

Número 1

Descarga

Momento nostalgia. Aquí está nuestro primer número en papel: publicado en octubre de 1993 Descargar PDF (28Mb)

Ver todos los números »

Concursos

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal