27 nov 2011

Noel Gallagher está maduro; Oasis puede esperar a 2015

Noelgallagher

Vaya por delante que Noel Gallagher tuvo una infancia dickensiana: hijo de irlandeses en el Manchester del declive industrial, maltratados todos por su padre, condenado con 13 años por un pequeño hurto, aprendiz autodidacta de guitarra cuando le castigaban sin salir. Sin embargo, a los veintitantos ya era una celebrity como solo se puede ser en Inglaterra: portada en la prensa amarilla y en la rosa, estrella del brit pop, batidor de récord de ventas en el país que ha dado los mejores discos. Durante la década y media que duró Oasis, Noel (cerebro y guitarra) y su hermano menor Liam (voz) competían por el cetro del rock global con Nirvana, por el del papel cuché con los Beckham y entre sí por hacer la declaración más provocadora para los tabloides. Saltaron chispas. Hace dos años, la enésima vez que Liam le amenazó con una guitarra blandida a modo de hacha, Noel rompió Oasis: "Hago un favor a los dos". Empecemos por ahí para explicar la guerra de los Gallagher, su temperamento, su arrogancia y su ambición, que les ha llevado a liderar una banda cada uno (Beady Eye la de Liam, High Flying Birds la de Noel) y a abrir sus respectivas giras europeas en el mismo escenario, La Riviera de Madrid, ante no más de 1.500 personas ("He organizado fiestas para más gente") con seis meses de distancia.

Noel ya no tiene 20 años, sino 44; ya no presume de canalla, sino de padrazo; dice que ahora compone con menos corsés y que puede viajar en metro sin que nadie le moleste. El Noel que vimos anoche es un tipo maduro y profesional, seguro de su bagaje, que saluda en un correcto castellano (es habitual en Ibiza), que regala una gran colección de canciones y que apenas hace guiños a una masa entregada de antemano. Si además no tiene reparos en tirar del repertorio de Oasis, que para eso lo escribió casi todo él, tenía ganado el peculiar duelo fraterno de antemano, casi sin despeinarse.

 

El formato de sala pequeña favoreció una concentración notable de súbditos de la Gran Bretaña (hinchada les denomina Rolling Stone), pero no debían ser ellos los que coreaban el castizo oéoéoéoé ya entre las dos primeras canciones, y no al final para pedir bises como les ocurre a otros aquí. No era solo la nostalgia de Oasis la que tomó La Riviera: Noel mantiene un buen nivel creativo en su nuevo álbum Noel Gallagher's High Flying Birds, que incluye piezas notables como este The death of you and me. El público lo valoró y se sabía al detalle las canciones de un álbum que apenas lleva un mes en el mercado. Unos cantaban con mejor pronunciacion que otros.

 

 

Pero, entonces, ¿había duelo? Me temo que tan desigual como el derbi del fútbol madrileño que se jugaba a la misma hora. La voz de Noel no desmerece tanto a la de Liam, aunque le falta su descaro, y eso cuenta menos en directo, cuando el público se ocupa de corear cada una de sus canciones. Por contra, Liam está muy lejos del talento compositor de su hermano. En marzo, la banda de Liam tocó apenas su nuevo disco en una hora y supo a poco en La Riviera; no quiso tirar del repertorio de Oasis, quizás como declaración de independencia, quizás para no dar un penique en derechos de autor a su hermano. Sin embargo, Noel ha dejado claro en su debut en solitario que él no renuncia a su abultado equipaje: abre el concierto con (It's good) to be free; encadena a media función Wonderwall y Champagne Supernova y cierra los bises con Don't look back in anger, himno que sabían cantar igual, a grito pelado, los lugareños que la colonia anglosajona. Como ha escrito Neira, Noel puso los puntos sobre las íes.

La rentabilidad del revival ya ha tenido consecuencias inmediatas: Liam acaba de anunciar que incorporará algún tema de Oasis a los conciertos de Beady Eye ("Nadie se fijaba en quién escribía las canciones para Elvis", dice) y se le relaciona con un proyecto de película sobre la banda. Quizás esta carrera entre hermanos no sea más que el preludio de otro reeencuentro, que Noel descarta "para este año y para el próximo", y para el que ambos barajan la fecha de 2015, en que el 20 aniversario de Morning glory justificaría una lucrativa gira mundial. La espera se puede hacer larga para Liam, que tiene más que demostrar, pero no lo será para Noel, que ha exhibido talento y oficio más que suficientes para volar en solitario. Sin tener que renunciar a lo que ha sido.

 

Vídeos: 'Don't look back in anger'; 'The death of you and me' y 'Good rebel', interpretados en directo por Noel Gallagher's High Flying Birds en la BBC el pasado 3 de noviembre.

Foto: Noel Gallagher en su concierto en La Riviera anoche, por Juan Naharro Gimenez (Getty Images).

Hay 3 Comentarios

tio q pesao eres ostia

Sí, parece que separados no es lo mismo. http://unmundocultura.blogspot.com

Pues yo creo que los 2 hermanos tienen algo y por separado no hacen lo que hacían cuando estaban juntos. La música no sólo es escribir.
Todos los secretos para seducir mujeres haciendo click sobre mi nombre.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Buscar

enero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Las listas de 2011

Un panel de más de 20 expertos selecciona la música más destacada del año.

Cómo se hizo »

Canciones Internacionales 2011

Canciones Nacionales 2011

Discos Internacionales 2011

Discos Nacionales 2011

Número 1

Descarga

Momento nostalgia. Aquí está nuestro primer número en papel: publicado en octubre de 1993 Descargar PDF (28Mb)

Ver todos los números »

Concursos

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal