Cine

07 nov 2011

Un liante llamado Mel Gibson

MELGIBSON1
En los últimos tiempos a Mel Gibson le han crecido los enanos: primero fueron aquellas declaraciones en 2006 en las que mientras se tambaleaba por culpa de los vapores etílicos culpaba a los judíos de todos los males del mundo. Después otras declaraciones en las que dejaba claro que los homosexuales no acababan de caerle bien. Más tarde una afirmación: “los judíos dirigen Hollywood”. Finalmente su mayúsculo lío con una señora de métodos dudosos a la que el actor convirtió en su mujer (dejando a la señora Gibson de siempre y a la tropa de hijos concebidos en menos de lo que uno tarda en decir “Mel”) y que acabó como el rosario de la aurora, incluyendo irreproducibles mensajes telefónicos que todo el mundo reprodujo gracias a unas filtraciones interesadas. En las mismas llamaba a Oksana Grigorieva de todo menos bonita además de dejar entrever un amplio vocabulario para el escarnio y la ofensa. Solo faltó la agresión del actor a la Grigorieva para que el mundo en pleno se arrojará a la yugular de Gibson. La masacre fue de aupa y el bocazas más grande del universo conocido se retiró a sus aposentos para dar por finiquitada su carrera. Sin embargo Jodie Foster, amigo de sus amigos, decidió que Gibson se merecía otra oportunidad y se la dio: así nació El castor, aquella película donde el intérprete daba vida a un señor con muchos problemas que dada su incapacidad para relacionarse con el mundo se hacía con un muñeco, se lo colocaba en la mano y así, comunicándose a través de aquel pedazo de trapo, conseguía superar sus traumas. La película ni fu ni fa, no fue un fracaso absoluto, tampoco el éxito que algunos querían que fuese, pero al menos —para él— devolvió a Gibson a Hollywood.

MELGIBSON2
Pero el actor no es hombre de quedarse quieto mucho tiempo así que —ni corto, ni perezoso— se llevó a Warner Brothers su siguiente proyecto, un fresco sobre —agárrense que vienen curvas— el guerrero judío Macabeo. Macabeo era el tercer hijo del sacerdote Matatías y un símbolo forjado en el núcleo de la revuelta contra los reyes seléucidas de Siria. Naturalmente cuando trascendió que Gibson iba a ocuparse de una historia con un judío dentro ardió Troya. “Ponerle a él de director y quizás actor de Judas Macabeo es como poner a Bernard Madoff [aquel timador neoyorquino que se pulió miles de millones de sus clientes con una estafa piramidal de las toda la vida] a presidir la Comisión de Valores” declaraba al New York Post el rabino Marvin Hier del Centro Simon Wiesenthal. Lo mismo pensaba Abraham Foxman de la Liga Anti-Difamación para quien “la poca sensibilidad de Mel Gibson con la religión” le hacía “inapropiado” para el proyecto. Sin embargo la reacción más iracunda ha sido la de otro rabino, David Wolpe, uno de los más influyentes de la Costa Oeste de Estados Unidos: “Como decía el escritor polaco Stanislaw Lec: anti-semitismo y alcohol no deberían coexistir en el mismo imbécil. Cuando uno entra el otro no tarda en salir” arranca la furiosa misiva de Wolpe en la revista The Hollywood Reporter. “¿Por qué Warner Bros se ha implicado en esta lunática incursión? Aparentemente porque el dinero hace desaparecer cualquier desazón sobre la indecencia” sigue el rabino, que aún se guarda un último as en la manga para rematar el asunto: “Lo siguiente será, sin duda, que oiremos los planes de David Duke [un notorio líder racista estadounidense] para hacer una película sobre Martin Luther King”.

De momento Gibson (bien asesorado, se supone) no ha dicho ni pío. Lo único que se ha confirmado es que el guionista Joe Ezterhas, famoso años ha por su libreto para Instinto básico, se ocupara de escribir la película. Es difícil que esta noticia mejore el humor de la comunidad judía, pero por otro lado es difícil que éste empeore. Lo dicho: otro culebrón Gibson a la vista.

 

Hay 5 Comentarios

grande mel
a por ellos otra vez crack

Este tio es un gilipollas!!!que asco me da

Era un grande... que manera más triste de envejecer.

Aprende todos los secretos para seducir mujeres haciendo click en mi nombre.

No veo en Gibson ni a un actor ni a un director sensacional, pero creo que su obra no debería ser juzgada por sus ideas, declaraciones o forma de vida. http://unmundocultura.blogspot.com/

Este tío me gustaba mucho. Sus pelis me encantaban, en especial 'Braveheart', de largo mi preferida, pero con el tiempo se ha hundido en el lodo a más no poder. Mel Gibson tiene la mente enferma.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Buscar

enero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Las listas de 2011

Un panel de más de 20 expertos selecciona la música más destacada del año.

Cómo se hizo »

Canciones Internacionales 2011

Canciones Nacionales 2011

Discos Internacionales 2011

Discos Nacionales 2011

Número 1

Descarga

Momento nostalgia. Aquí está nuestro primer número en papel: publicado en octubre de 1993 Descargar PDF (28Mb)

Ver todos los números »

Concursos

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal