Tendencia, internet,

22 oct 2011

La repentina moda del policía moderno

Poli

SIn frivolidad no hay libertad. Partamos de esa base. Los jóvenes neoyorkinos andan sumidos, como los madrileños y buena parte del resto del mundo, en circunspectos debates sobre qué falla en nuestros sistemas económicos y políticos, dónde empieza y acaba nuestra libertad, y otras cuestiones de primer orden, sí. Pero eso no tiene por qué desmerecer la sana distracción de lo superfluo. En el parque Zuccotti, sin ir más lejos, donde andan acampados los del movimiento Ocupa Wall Street, ha nacido uno de los memes cibernéticos de esta semana. Se trata de un tipo misterioso, que viste con vaqueros pitillo, lleva una corbata fina estilo mod, y se arropa casi siempre con cárdigans. Tiene gafas sesenteras, de las que antes llevaban los empollones y ahora llevan los chicos cool. Es, en definitiva, un moderno. También es agente de policía.

Pasa gran parte de su jornada entre los jóvenes protesters, charlando con ellos, dándoles consejos de civismo e intentando que sus protestas se muevan en ámbitos legales. Cuando no le da el día para cumplir sus objetivos, hace horas extra. Será por el efecto lobo-con-piel-de-cordero, que no ha perdido efectividad desde que se creó, o porque los jóvenes buscan algún tipo de vinculación con el orden legítimo para validar sus acciones. El caso es que se ha convertido en su mejor amigo. Es un símbolo más de la protesta. Como las insignias en cajas de cartón o los hashtags que envían los protesters a Twitter con su móvil. Su foto se ha convertido en el primer meme relacionado con Ocupa Wall Street. Es el hipster cop.

Hipster-cop
Con estas, es normal que se haya convertido en una celebridad. El hipster cop -y más en una ciudad dominada por lo hipster- es un oximorón demasiado atractivo en esta situación. Hace una semana, infinidad de blogs (disculpen el tópico, pero no hay forma de enlazar a todos ellos) empezaron a zumbar con preguntas sobre esta misteriosa figura: ¿Quién es? ¿Qué quiere? ¿Va disfrazado (más subrepticiamente que cualquier moderno)? ¿O será un moderno de verdad? ¿Dónde comprar la ropa que lleva con semejante estilazo? ¿Es gay? ¿Qué habla en sus largas horas con los protesters?

 

Varios gigas de dudas más tarde, un usuario de Twitter llegó a una conclusión. Las fotos publicadas en Internet del repentino amigo se asemejaban a las de un detective de asuntos comunitarios (si alguien sabe de una equivalencia de community affairs detective con un puesto de la policía española, bienvenido será en los comentarios) llamado Rick Lee. Aparte de catapultar su nombre en Twitter, esto hizo más bien poco por aclarar el asunto. La web de información local neoyorkina Gothamist le hizo un perfil con testimonios de otros. La web de cotilleos Gawker empezó a seguir todos sus movimientos.

Hipster_cop_musicTuvo que ser el New York Times quien le abordara en la calle para obtener respuestas. En una escueta conversación con el reportero, Lee confirmó su condición de moderno de bien: sí, luce pantalones pitillo en su tiempo libre. Le gustan The Killers y Radiohead. No toma café ni donuts, sino comida orgánica. Luce Ray Bans que él mismo ha retocado y siempre le ha gustado la moda. Un diez en moderneo. Pero la declaración más informativa del artículo es que "No soy un tipo muy de blogs, así que me he perdido muchas de las referencias a lo del hipster cop".

El artículo no deja muy clara su posición frente al movimiento Ocupa Wall Street: el tipo trabaja muchas horas extra con los protesters, pero no queda claro si lo hace por afinidad con el movimiento o porque se lo mandan. Lee reconoce que está ahí para saber qué piensan hacer los chicos, dónde será su próxima manifestación y cuántos días piensan acampar. Pero no hace nada que atente contra la protesta. Aconseja qué hacer para no ser detenido y qué no hacer tras la detención. Participa en las actividades diarias. Muchos no le hablan porque les pone nervioso que un policía sepa tanto de ellos. Otros directamente le tachan de intruso. Él se defiende aseverando que básicamente está ahí -quién sabe si elegido por su forma de vestir- para establecer un diálogo entre la policía y los manifestantes.

Ningún blog puede responder a la única duda restante sobre el hipster cop: si una relación estrecha con la autoridad es más o menos sana que la fricción orgánica que tienen los indignados -hermanos espirituales, que no ideológicos, de los chicos de Zuccotti- con la policía.

Es más, en España ya tuvimos nuestro policía indignado. No era moderno. Tampoco alcanzó la fama. Los policías aquí prefieren ir infiltrarse de malotes. No queda claro si es algo significativo de nuestra cultura o no. Estados Unidos es históricamente más dialogante con las autoridades que España, y por mucho que Sol quede al lado de Malasaña (centro neurálgico del moderneo madrileño), un agente ataviado con camiseta de tirantes, enormes gafas de pasta y pantalones pirata (el moderneo madrileño es mucho menos pijo y más nihilista que el neoyorkino) podría tener un efecto muy diferente. Es cuestión de darle a los hipsters lo que es de los hipsters.

Hay 19 Comentarios

Un detalle que no he podido dejar pasar. Sí que existe una figura parecida en la policía española. Se llama Participación Ciudadana, y se encarga de reunirse con asociaciones de vecinos, ONG's, concejalías de distrito y demás colectivos que tienen que ver con la vida diaria de una ciudad. Lo digo porque la policía española (en este caso el Cuerpo Nacional de Policía) no es precisamente hombres de Paco, Torrente, ni antidisturbios descerebrados...

Yo he pasado por Liberty Plaza hoy y dan bastante pena, con sus carteles, sus sacos de dormir, sus guitarras. Los neoyorquinos son tan educados que hay hasta corros de gente escuchando a un tardo-adolescente explicando los rudimentos de la lucha de clases. Fascinante. Una payasada como lo de Sol. Y lo del madero moderno es un buen ejemplo de que sí, la libertad y la frivolidad aquí se confunden. Lo sensato sería que al madero le metieran las gafas por el tras, pero esa gente no está perdiendo el tiempo en Liberty Plaza.

Sí, bueno, hemos desperdiciado una cantidad de recursos en este artículo que ni imaginas. ¿Por qué la gente tiene que usar los coments para decir memeces?

Buen artículo y buen video "no dejes que las apariencias te engañen". Parece que a Tom Morello, de Rage Against the Machine, le cae bien Rick (0:30)

Menuda tontería de noticia. Es denigrante que se dedique atención, recursos y esfuerzos ha este tipo de información y no a otros quizá un poco relevantes.

Excelente articulo, desenfadado y perspicaz, aunque algunos parece que se equivocaron de enlace y confundieron este con el del apaleamiento de gadafi o el plan de rescate de los bancos....


Gracias. Buen artículo.

Gracias. Buen artículo.

Leo comentariois que huelen a rancio y viejuno. Si tanto os gustan los 90 quedaos allí sin levantar la voz, por favor.

Topo, agente encubierto, secreta.... mismo perro con otro collar.
No es noticia.

No nos engañemos. Comparado con Paco y sus hombres es divino, pero no deja de ser una manipulación del stablishment para ejercer el control a través de otros policías no públicos (undercovers).

Hola a todos. Soy Tom, el autor del artículo. No suelo entrar en las secciones de comentarios porque se aprende mucho dejando que los lectores valoren el texto sin interferir. Pero ya que muchos os habéis centrado en el aforismo de "sin frivolidad no hay libertad", me parece válido explicarlo para no ofender innecesariamente: Son tiempos difíciles. De austeridad en el plano personal y de sesudos replanteamientos en el plano social. Todos piamos por un mundo mejor, más libres de los vaivenes económicos y de las rencillas de los políticos. Pero no por ello hay que menospreciar la frivolidad (en el sentido etimológico de la palabra): lo liviano y lo superfluo son una parte inherente y saludable dal ser humano. No tiene por qué ser una parte grande necesarimente, sólo tiene que ser. Precisamente para no frivolizar las reivindicaciones de la protestas por todo el mundo, hice esa aclaración: también cuando el mundo se pone más circunspecto hay (debe haber) un hueco (no digo grande) para la frivolidad. Sin ella, nos estaríamos perdiendo una parte de la experiencia humana. Si renegamos de ella (aunque muchas veces el exceso de frivolidad no obliga a posicionarnos radicalmente en contra para compensar), la libertad no es completa. Este es, al menos, mi punto de vista. Si tenéis otro, me encantaría leerlo.

Tentaciones..... Quien te ha visto y quien te ve. Se os tendria que caer la cara de verguenza haciendo la pseudo periodisomo cultural que haceis. Que vuelva el antiguo Pais de las Tentaciones de finales de los 90.

La frivolidad se puede dar por sí sola sin que haya libertad. Bienvenidos al antiguo diario independiente de la mañana.

Como ya dijo alguién, el artículo parte de una premisa tan falsa como ridícula, me gustaría ver como se justifica lo dicho, pero en fin, supongo que no podremos disfrutar de ese debate. Me da pereza hasta explicar porque este artículo me parece tan poco acertado.

Se parte de una premisa falsa: sin frivolidad, no hay libertad

Este tipo de policías es más para cuando te roban el Iphone, o cuando se te ha rayado el Macintosh, o cuando alguien ha espiado tu cuenta de Facebook... entonces llamas a la policía y viene él.

Si no come donuts, no es un policía de verdad. Lo siento.

fuck police!!!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Buscar

enero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Las listas de 2011

Un panel de más de 20 expertos selecciona la música más destacada del año.

Cómo se hizo »

Canciones Internacionales 2011

Canciones Nacionales 2011

Discos Internacionales 2011

Discos Nacionales 2011

Número 1

Descarga

Momento nostalgia. Aquí está nuestro primer número en papel: publicado en octubre de 1993 Descargar PDF (28Mb)

Ver todos los números »

Concursos

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal